Menu

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 Bonus

23 de Agosto 1743 - Argentina

Nace en Santa Fe Francisco Antonio Candioti. El viajero inglés Juan Parish Robertson lo llamó "Príncipe de los Gauchos", en virtud de su vigor, su amor a la pampa y su cortesía. Fue alcalde de Santa Fe y primer gobernador intendente de Santa Fe. 
Miembro de la poderosa y tradicional familia Vera Mujica, se dedicó desde joven al comercio fluvial hasta el Paraguay. Por corto tiempo fue comandante de fronteras de la ciudad de Coquimbo, en Chile, pero pronto regresó a Santa Fe. Allí se dedicó al comercio de mulas entre su provincia y la de Salta, usando la ruta que pasa directamente de Santa Fe a Santiago del Estero, sin pasar por Córdoba. Este cambio le significó grandes ganancias, que invirtió en la compra de estancias en la provincia de Entre Ríos. Llegó a poseer 300 leguas cuadradas, unas 750 mil hectáreas, donde pastaban 250 mil vacunos y 300 mil caballos y mulas. También tenía tierras y derechos en el Perú y en la ciudad chilena de La Serena, por lo que era el hombre más rico del Río de la Plata.
Tenía un trato muy amistoso con los indígenas del Chaco, a quienes pagaba peajes por el paso por sus tierras y, en caso de necesidad, dirigía la defensa de Santa Fe con conocimiento de las divisiones entre las tribus. Según los santafesinos, muchos de los capataces de sus estancias eran sus hijos naturales;3 tuvo dos hijas legítimas, herederas de todos sus bienes. Vivía a caballo y no se bajaba más que para comer y dormir; icluso escribía cartas montado en su caballo. Recibió en vida el nombre de Príncipe de los Gauchos, mote muy prestigioso en su provincia y despectivo en boca de los porteños.
Ayudó a fundar la villa de la Bajada del Paraná (actual ciudad de Paraná), pero por presión suya, ésta siguió dependiendo de Santa Fe. Fue juez del consulado de comercio de Santa Fe, cargo que renunció en 1801.
En 1810 prestó su apoyo a la Revolución de Mayo, y el cabildo santafesino pidió que lo nombraran teniente gobernador de Santa Fe, pero fue nombrado un español de apellido Ruiz. Por iniciativa suya, Juan Francisco Tarragona fue diputado a la Junta Grande.
Colaboró con Belgrano en su expedición al Paraguay, y prestó grandes cantidades de dinero a los gobiernos de la Revolución, que sólo recuperó en parte. Buena parte de la caballería de los ejércitos nacionales hasta 1814 montó en sus caballadas y mulas, incluidos los caballos del célebre Regimiento de Granaderos a Caballo de San Martín.
La interrupción casi completa del tráfico mercantil con el Alto Perú depreció las mulas y trabó su venta. En una de las invasiones realistas a Salta, los militares españoles le requisaron todas sus mulas.
Progresivamente se inclinó hacia el federalismo de Artigas cuando éste se enfrentó a los triunviratos y al Directorio. Cuando los artiguistas derrotaron a los porteños en Entre Ríos, Candioti medió entre el Directorio y Artigas, firmando con éste un tratado de paz en Belén.
En marzo de 1815, siendo gobernador Díaz Vélez, estalló una revolución en la ciudad, apoyadas por fuerzas de Artigas llegadas desde Entre Ríos. Candioti fue electo gobernador y recibió a Artigas en Santa Fe, confirmando que esa provincia estaba aliada al caudillo federal y al gobierno de Buenos Aires, pero que se negaba a ser subordinada a éste.
Durante su corto gobierno se dedicó a lograr la defensa contra los indígenas del Chaco organizando fortines, firmando tratados de paz y enviándoles misioneros franciscanos.
A poco de asumir, Candioti enfermó de gravedad, justo cuando avanzaba sobre su provincia una expedición unitaria porteña que debía seguir a Entre Ríos y la Banda Oriental para atacar a Artigas. Pero el 3 de abril, la vanguardia de ese ejército se sublevó en Fontezuelas, en un movimiento que terminó en el derrocamiento del director Alvear.
Álvarez Thomas se hizo cargo del Directorio, y proclamó la paz con los federales, pero a los pocos meses envió una nueva expedición a Santa Fe: un ejército de 3500 hombres, que se trasladó por el río Paraná, bajo el mando del general Juan José Viamonte. Teóricamente debía proteger a Santa Fe de Artigas (sin invitación), pero tenía orden secreta de arrestar a Candioti y sus aliados.
Candioti murió en Santa Fe a fines de abril de 1815, un mes después de haber asumido como gobernador y dos días después de la entrada de Viamonte en Santa Fe. Al día siguiente era elegido Juan Francisco Tarragona como gobernador, y en Santa Fe restablecía a la obediencia de Buenos Aires. Pero en marzo de 1816, una revolución separó a Santa Fe de Buenos Aires nuevamente. Esta vez, la separación sería definitiva.
Murió en Santa Fe el 27 de agosto de 1815.

volver arriba

logo footer

Rodríguez Peña 356. CP : 1220. CABA. Argentina
Teléfono: 54 11 4371 6226