Menu

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 Bonus

28 de Agosto 1891 - Chile

Con la Batalla de Placilla se pone fin a la Guerra Civil. 

La Batalla de Placilla fue la última batalla de la Guerra Civil de 1891; fue librada en las afueras del puerto chileno de Valparaíso. En ella se enfrentaron las fuerzas del ejército revolucionario congresista, de 11.000 hombres, al mando del coronel Estanislao del Canto, y las tropas leales al gobierno del presidente José Manuel Balmaceda, con 9.500 efectivos, al mando de los generales Orozimbo Barbosa y José Miguel Alcérreca.

Después de la Batalla de Concón, en donde triunfaron las fuerzas congresistas, no habiendo podido atacar Viña del Mar por la buena posición de las fuerzas gobiernistas, marcharon al sur de Valparaíso con la intención de atacar la ciudad. Los gobiernistas al mando del general en jefe Orozimbo Barbosa, general José Miguel Alcérreca y coronel Daniel García Videla, se desplegaron para hacerles frente.

Desarrollo de la Batalla: El ejército congresista, al mando del general Estanislao del Canto y asesorado por el coronel Emilio Körner, con 11.000 hombres se encontraba a 8 kilómetros de las posiciones del gobierno. A las 6 de la mañana del 28 de agosto, el ejército constituyente avanzó por el camino del real de Valparaíso. A las 7,45 horas las baterías gobiernistas del coronel Exelquiel Fuentes abrieron fuego, siendo respondido por la artillería revolucionaria. La infantería congresista compuestas por el batallón Constitución Nº 1, Iquique Nº 6 y Antofagasta Nº 8 avanzó en formación de combate contra las fuerzas del gobierno. Este primer avance tuvo éxito, pero la llegada de refuerzos gobiernistas de los regimientos Arauco y Santiago los hizo retroceder. La batalla se extendió en todo el frente, pero muy pronto las fuerzas gobiernistas comenzaron a ceder por todos los frentes.
A las 10 de la mañana los cuerpos formados en el ala izquierda huían a Valparaíso en total desorden. Media hora después, el 2º de Línea seguía resistiendo en el centro, pero ya con el 70% de su efectivos perdidos. Solo la carga de caballería terminó con la resistencia del ala derecha. A las 15 horas ya había terminado toda resistencia.

Esta batalla fue la más sangrienta de la Guerra Civil.

La victoria de las fuerzas congresistas fue aplastante y decisiva. La derrota del gobierno de Balmaceda fue completa y definitiva. El ejército vencido tuvo 1.115 muertos y 2.500 heridos, lo que equivale a más del 30 por ciento de fuerzas efectivas. El vencedor tuvo 2.070 bajas entre muertos y heridos, lo que equivale al 20 por ciento de sus fuerzas efectivas. Las fuerzas congresistas ganaron la batalla, tomando luego la ciudad de Valparaíso y poniendo fin a los combates de la guerra civil.
Las puertas de la Capital, Santiago, quedaron abiertas y el Presidente José Manuel Balmaceda Fernández dimitió y se asiló en la Legación argentina, suicidándose el 19 de septiembre de 1891.

El Capitán de Navío Jorge Montt fue ascendido a vicealmirante y presentado como candidato único a la presidencia de la República, siendo unánimemente electo por el Congreso. Gobernó un período de 5 años, en el cual trató de reconciliar a los chilenos, dictando varias leyes de amnistía que permitieron a muchos marinos y militares, que habían combatido en las fuerzas balmacedistas, poder reincorporarse al Ejército y a la Marina.

volver arriba

logo footer