Menu

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 Bonus

31 de Agosto 1894 - Argentina

Aparece el último número de La Nueva Revista, semanario de política, letras, artes y ciencias dirigido por Roberto J. Payró. 

Roberto J. Payró, nació en Mercedes, provincia de Buenos Aires, el 19 de abril del año 1867. En su juventud se instala en Bahía Blanca donde se inicia en el periodismo fundando La Tribuna (1888), publicación que no prospera por su posición combativa frente al oficialismo.

Preocupado por la realidad social se une a los radicales y participa de la revolución del 90 volcándose luego al socialismo del que será uno de sus fundadores. Poco más tarde convencido de su destino literario se aleja de la política.

Integró la redacción del diario La Nación (1890) y en esta actividad se destacan especialmente las crónicas de La Australia Argentina: una excursión periodística a las costas patagónicas, Tierra del Fuego e Isla de los Estados (1898), prologadas por el General Bartolomé Mitre y escritas a raíz del viaje realizado al sur argentino en carácter de enviado de dicho diario.

Notable dramaturgo, cultor del teatro de tesis, también en esta faceta de su producción, se distingue su preocupación por los destinos de la patria. Es autor de Sobre las ruinas (1904), Marco Severi (1905) y más tarde Quiero vivir contigo y Fuego en el rastrojo.

Entre sus relatos y ensayos figuran El Falso Inca (1905); El casamiento de Laucha (1906), llevada al cine en 1977; Pago Chico (1908), relato costumbrista de la época; En las tierras de Inti (Catamarca, 1909) y Divertidas aventuras del nieto de Juan Moreira (1910), escrito durante su estada en Bélgica y considerada su obra más importante.

En 1922 regresa a la Argentina y continúa con su labor periodística y literaria. Nacen sus novelas históricas El capitán Vergara (1925), El Mar Dulce (1927), Nuevos cuentos de Pago Chico (1928) y Chamijo (1930) y sus obras teatrales Quiero vivir contigo y Fuego en el rastrojo entre otras.

Fue un ácido crítico de la realidad argentina de entonces, acentuando con humor y severidad las características de la sociedad y sus emblemáticos personajes, en especial el inveterado “pícaro criollo” detrás de cuyo pintoresquismo suele ocultarse la falta de escrúpulos. Murió en Lomas de Zamora, el 5 de abril de 1928.

Fuente: www.letropolis.com.ar

volver arriba

logo footer