Menu

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 Bonus

Pedro Pesatti, disertó en el Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano "Manuel Dorrego"

El presidente del bloque de legisladores del Frente para la Victoria en Río Negro, Pedro Pesatti, se reunió con Miembros del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano "Manuel Dorrego", entre los que se encontraron Luis Launay, Osvaldo Bergara Vertiche, Hugo Chumbita y Julio Fernández Baraibar, entre otros, y compartieron una disertación sobre sobre la batalla del 7 de marzo de 1827.

Pedro Pesatti agradeció al Presidente de nuestro Instituto, Mario "Pacho" O'Donnell por la invitación y por el espacio brindando para disertar, debatir y seguir aportando de esta manera a la construcción de una historia nacional, popular y federalista.

Compartimos aquí la nota publicada por la Agencia Periodística Patagónica

El presidente del bloque de legisladores del FpV, Pedro Pesatti, disertó en el Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano "Manuel Dorrego" sobre la batalla del 7 de marzo de 1827, recordando que “es una fecha de las que muchas veces han sido silenciadas en la historia oficial, como por mucho tiempo se ocultó el combate de la Vuelta de Obligado”. Indicó a la agencia APP que el Fuerte del Río Negro, que comprendía a Viedma y Patagones, con milicianos y todo no superaba los 500 pobladores, con “un verdadero abanico de personalidades y personajes” y “seguramente tenían distintos intereses, pero pudieron confluir en la defensa del territorio nacional”.

Pesatti indicó que en el combate del 7 de Marzo los hombres de Viedma y Patagones enfrentaron “con escasísimos medios” a “una fuerza militar altamente superior a la que se podía reunir en el entonces Fuerte del río Negro”.

Aseveró que “producto del coraje, de la decisión, de la determinación de aquellos hombres que tuvieron la responsabilidad de defender a la patria en esos momentos, pudieron vencer a un enemigo muy superior, tanto en número como en armas”.

Señaló a la agencia APP que estos hitos hay que recordarlos “porque son quizás la mejor manera que podemos tener para resolver los problemas del presente; muchos problemas del presente comparados con problemas que han resuelto otros hombres y otras mujeres en tiempos pretéritos son mucho más chicos”.

Ejemplificó que “cuando hablamos del combate del 7 de marzo de 1827, con una población absolutamente limitada como la que componía en esos momentos Del Carmen, con escasísimos recursos de todo tipo, tuvo que hacer frente a una circunstancia tan difícil como la guerra, y a pesar de esas limitaciones e inconvenientes que se presentaban, pudo resolver el problema, salir victoriosos y construir un jalón fundamentalmente de la historia de la patria”.

Recordó a la agencia APP que el Fuerte del Río Negro, que comprendía a Viedma y Patagones, con milicianos y todo no superaba los 500 pobladores, y “más allá del número, había una heterogeneidad, coexistían corsarios, todos ellos extranjeros, de origen italiano, francés e inglés, españoles que se dedicaban al comercio o tenían algún tipo de vinculación con la ganadería, había criollos por supuesto también, negros libertos, liberados en puerto por los corsarios que los tomaban del tráfico de esclavos en Brasil, personas presas por distintos motivos, que como no había lugar para albergarlos deambulaban por las calles, es decir, un verdadero abanico de personalidades y personajes”.

Agregó que “seguramente tenían distintos intereses, pero pudieron confluir en la defensa del territorio nacional, por eso es importante reflexionar esta cuestión y ver de qué manera se fue construyendo la Argentina; cuando uno habla de la Argentina como crisol de razas, a veces supone que toda esa materia que confluye en ese crisol, es una materia inerte, desprovista de intereses, pero no, cuando se habla de casos concretos, como en este caso donde los corsarios, por ejemplo , tenían intereses muy concretos, que era ganar dinero a partir de sus acciones en contra de Brasil”.

Hay que destacar que Pesatti fue el autor de un proyecto de ley ya sancionado por el cual la batalla del 7 de marzo de 1827 debe ser recordada en las escuelas de la provincia, que se implementó por primera vez este año.

Sobre este hecho histórico, Pesatti reflexionó: “Con características similares a la Vuelta de Obligado, con héroes en común como don Juan Bautista Thorne, que arrebató el pabellón del Imperio del Brasil a la “Itaparica” al caer la tarde del 7 de marzo; con los milicianos del subteniente Sebastián Olivera, que armaron la heroica caballería que derrotó a la infantería imperial en pleno monte maragato; con los defensores del juez de paz Alfaro, que el 4 de marzo pusieron en fuga a los invasores que intentaron desembarcar sobre la banda sur, en inmediaciones del sitio denominado “El Pescadero” en el balneario El Cóndor; con los valientes negros libertos del coronel Pereyra que lucharon en la batería de la desembocadura; con los gauchos del capitán baqueano José Luis Molina y los hombres del capitán Santiago Bynon, comandante de la corberta nacional Chacabuco; con los hombres de los corsarios Harris, Dautant y Fiori, muerto en combate; con las mujeres que se armaron en defensa del Fuerte; con el comandante Lacarra, oficial distinguido durante las invasiones inglesas, etc., encontraremos en la Gesta del Carmen una marcada diversidad de voluntades e intereses que lograron organizarse para defender el puerto del río Negro y derrotar una fuerza naval ampliamente superior en número y poder de fuego, que explica, a la vez, la forma en que se fue construyendo la Patria, desde una manifiesta diversidad que constituye, aunque parezca paradójico, la fuente principal de la identidad de nuestro pueblo”.

“Así se construyó la Patria. Y así se bautizó de Argentina el territorio patagónico y el territorio rionegrino, un 7 de marzo de 1827”, concluyó Pesatti.

volver arriba

logo footer

Rodríguez Peña 356. CP : 1220. CABA. Argentina
Teléfono: 54 11 4371 6226