Menu

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 Bonus

19 de septiembre 1955 - Argentina

Tras la renuncia del general Juan Domingo Perón, se forma una Junta Militar, que establece la plena vigencia del estado de sitio. 
Carta que el Gral.Perón enviara al Pueblo y al Ejército explicando su renuncia
“Al Ejército y al Pueblo de la Nación
Hemos llegado a los actuales acontecimientos guiados sólo por el cumplimiento del deber. Hemos tratado por todos los medios de respetar y hacer respetar la Constitución y la ley. Hemos servido y obedecido sólo los intereses del Pueblo y su voluntad.
Sin embargo ni la Constitución ni la ley pueden ser superiores a la Nación misma y a sus sagrados intereses. Si hemos enfrentado la lucha ha sido en contra de nuestra voluntad y obligados por la reacción que la preparó. La responsabilidad cae exclusivamente sobre ellos desde que nosotros sólo hemos cumplido el mandato de un irrenunciable deber.
Hace pocos días intenté alejarme del Gobierno si ello era una solución para los actuales problemas políticos. Las circunstancias públicamente conocidas me lo impidieron aunque sigo pensando e insisto en mi actitud de ofrecer esta solución.
La decisión del Vicepresidente y los legisladores de seguir mi ejemplo con las suyas impide en cierta manera la solución constitucional. Por otra parte, pienso que es menester una intervención desapasionada y ecuánime para aclarar el problema y resolverlo.
No creo que exista en el país un hombre con suficiente predicamento para lograrlo, lo que me impulsa a pensar en que lo realice una institución que ha sido, es y será una garantía de honradez y patriotismo: el Ejército.
El Ejército puede hacerse cargo de la situación, el orden y el gobierno, para buscar una pacificación entre los argentinos, antes que sea demasiado tarde, empleando para ello la forma más adecuada.
Creo que ello se impone para defender los intereses superiores de la Nación. Estoy persuadido que el Pueblo y el Ejército aplastarán el levantamiento pero el precio será demasiado cruento y perjudicial para sus intereses permanentes.
Yo, que amo profundamente al Pueblo, sufro un profundo desgarramiento en mi alma por su lucha y sus mártires.
No quisiera morir sin hacer el último intento por su paz, su tranquilidad y felicidad.
Si mi espíritu de luchador me impulsa a la pelea, mi patriotismo y mi amor al Pueblo me inducen a todo renunciamiento personal.
Ante la amenaza de bombardeos a los bienes inestimables de la Nación y sus poblaciones inocentes creo que nadie puede dejar de deponer otros intereses o pasiones.
Creo firmemente que esta de ser mi conducta y no trepido en seguir ese camino. La historia dirá si había razón de hacerlo".
Buenos Aires, 19 de setiembre de 1955
JUAN PERÓN

1955 - Argentina
Tras la renuncia del general Juan Domingo Perón, se forma una Junta Militar, que establece la plena vigencia del estado de sitio. Leer más…
Carta que el Gral.Perón enviara al Pueblo y al Ejército explicando su renuncia
“Al Ejército y al Pueblo de la Nación
Hemos llegado a los actuales acontecimientos guiados sólo por el cumplimiento del deber. Hemos tratado por todos los medios de respetar y hacer respetar la Constitución y la ley. Hemos servido y obedecido sólo los intereses del Pueblo y su voluntad.
Sin embargo ni la Constitución ni la ley pueden ser superiores a la Nación misma y a sus sagrados intereses. Si hemos enfrentado la lucha ha sido en contra de nuestra voluntad y obligados por la reacción que la preparó. La responsabilidad cae exclusivamente sobre ellos desde que nosotros sólo hemos cumplido el mandato de un irrenunciable deber.
Hace pocos días intenté alejarme del Gobierno si ello era una solución para los actuales problemas políticos. Las circunstancias públicamente conocidas me lo impidieron aunque sigo pensando e insisto en mi actitud de ofrecer esta solución.
La decisión del Vicepresidente y los legisladores de seguir mi ejemplo con las suyas impide en cierta manera la solución constitucional. Por otra parte, pienso que es menester una intervención desapasionada y ecuánime para aclarar el problema y resolverlo.
No creo que exista en el país un hombre con suficiente predicamento para lograrlo, lo que me impulsa a pensar en que lo realice una institución que ha sido, es y será una garantía de honradez y patriotismo: el Ejército.
El Ejército puede hacerse cargo de la situación, el orden y el gobierno, para buscar una pacificación entre los argentinos, antes que sea demasiado tarde, empleando para ello la forma más adecuada.
Creo que ello se impone para defender los intereses superiores de la Nación. Estoy persuadido que el Pueblo y el Ejército aplastarán el levantamiento pero el precio será demasiado cruento y perjudicial para sus intereses permanentes.
Yo, que amo profundamente al Pueblo, sufro un profundo desgarramiento en mi alma por su lucha y sus mártires.
No quisiera morir sin hacer el último intento por su paz, su tranquilidad y felicidad.
Si mi espíritu de luchador me impulsa a la pelea, mi patriotismo y mi amor al Pueblo me inducen a todo renunciamiento personal.
Ante la amenaza de bombardeos a los bienes inestimables de la Nación y sus poblaciones inocentes creo que nadie puede dejar de deponer otros intereses o pasiones.
Creo firmemente que esta de ser mi conducta y no trepido en seguir ese camino. La historia dirá si había razón de hacerlo".
Buenos Aires, 19 de setiembre de 1955
JUAN PERÓN

volver arriba

logo footer

Rodríguez Peña 356. CP : 1220. CABA. Argentina
Teléfono: 54 11 4371 6226