Menu

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 Bonus

25 de Septiembre 1873 – México

Las Leyes de Reforma son incorporadas a la Constitución de 1857. 
Las Leyes de Reforma son una serie de leyes y decretos de inspiración liberal adoptados en México entre 1859 y 1863 durante la presidencia de Benito Juárez cuyo fin es instaurar la separación de la Iglesia y del Estado. El término también es empleado para englobar un primer conjunto de medidas similares adoptadas en 1856 por el gobierno de Ignacio Comonfort, preludio de la Guerra de Reforma y de la Constitución de 1857.

Las primeras leyes reformistas se redactaron en la gestión de Juan Álvarez. Una de ellas la formuló Melchor Ocampo, referente a privar el derecho de voto a los miembros del clero; mientras tanto la llamada Ley Juárez, aprobada por Benito Juárez, trató de suprimir los fueros militares y eclesiásticos en los negocios civiles, por lo tanto los tribunales de las dos corporaciones, Iglesia y Ejército..[cita requerida]. La Ley, expedida también en el período de Comonfort, prohibió cobro de derechos y obvenciones parroquiales, que hasta entonces exigían los sacerdotes a los pobres, considerándose pobres aquéllas personas que no obtuvieron a través de su trabajo personal más de la cantidad diaria indispensable para la subsistencia. El autor de dicha ley fue José María Iglesias. Estas leyes provocarón una fuerte reacción de los grupos opositores, el más grave fue el levantamiento que ocurrió en Puebla. Sin embargo estas leyes posteriormente fueron incorporadas al texto de la constitución liberal de 1857 El gobierno de Ignacio Comonfort de ánimo conciliador y dubitativas acciones dictó en 1856 las leyes que dieron cauce a la promulgación de la Constitución.

Por estas leyes el clero no perdía sus bienes, pero se le obligaba a venderlos a sus arrendatarios, ya que se creía que la circulación de esta riqueza beneficiaría a la industria y al gobierno; sin embargo los compradores podían pagar los bienes en tres quintas partes del valor convenido en títulos de deuda pública y las otras dos quintas partes podían pagarse en abonos mensuales durante 40 meses.

Los caciques y latifundistas estuvieron exentos de pago de impuestos, por orden del gobierno Juarista. Estas leyes prohibían a las comunidades indígenas poseer tierras y les obligaba a fraccionar sus bienes comunales en pequeñas propiedades, lo cual benefició a los latifundistas.

Los monasterios de hombres de clausuraron y los pocos de mujeres que quedaron, tenían muchas restricciones. A los sacerdotes se les prohibió usar hábitos en público.

El clero, parte del ejército y sectores de civiles se opusieron a estas leyes, afirmando que con ello se atacaba a la religión y comenzaron a surgir conspiraciones clericales en Puebla y otros lugares. En Nuevo León y Coahuila Santiago Vidaurri desconoció al gobierno y fue sometido. En San Luis Potosí se pronunció el coronel Luis G. Osollo quien fue derrotado y preso en 1857, iniciando lo que se conocería como la Guerra de Reforma.

volver arriba

logo footer

Rodríguez Peña 356. CP : 1220. CABA. Argentina
Teléfono: 54 11 4371 6226