Menu

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 Bonus

07 de Octubre 1865 - Jamaica

Un hombre negro fue juzgado y encarcelado por entrar ilegalmente en una abandonada plantación, lo que indigna a los jamaicanos negros.
Así comienza la rebelión de Morant Bay (capital de la parroquia de Saint Thomas, en el norte de Jamaica, dentro del Condado de Surrey, en el este del territorio jamaiquino).
Durante el proceso, James Geoghegon, un espectador negro, interrumpió el juicio, y en los intentos de la policía para apoderarse de él, y apartarlo de la Corte, se desató una pelea entre la policía y otros espectadores. Las órdenes de captura por disturbios, resistencia al arresto y agresión a la policía fueron emitidas para varios de los involucrados. Entre ellos estaba el predicador bautista Paul Bogle. Pocos días después, el 11 de octubre, Paul Bogle al frente de aproximadamente 300 hombres de color, marcha sobre Morant Bay. Cuando el grupo llegó al Palacio de Justicia fueron recibidos por una pequeña milicia de voluntarios y sin experiencia. La multitud comenzó arrojando piedras y palos, y los milicianos abrieron fuego contra el grupo, matando a siete manifestantes negros antes de retirarse. Los manifestantes negros atacaron matando a 18 personas (incluyendo a funcionarios blancos y milicias) y tomando el control de la ciudad. En los días que siguieron a unos 2.000 rebeldes negros recorrían el campo, matando a dos hacendados blancos y obligando a otros a huir para salvar sus vidas.
El Gobernador John Eyre envió tropas del gobierno, bajo las órdenes del general de brigada Alexander Nelson, para perseguir a los rebeldes mal armados y traer de vuelta a Paul Bogle a Morant Bay para el juicio. Las tropas no encontraron resistencia organizada, pero mataron indiscriminadamente a los negros, muchos de los cuales no habían participado en el motín o rebelión: de acuerdo con uno de los soldados, "matamos todo... hombre o una mujer o un niño." Al final, 439 negro jamaiquinos fueron asesinados directamente por los soldados, y 354 más (incluyendo a Paul Bogle) fueron detenidos y posteriormente ejecutados, algunos de ellos sin pruebas adecuadas. Otros castigos incluyeron azotes para más de 600 hombres y mujeres (incluyendo algunas embarazadas), y largas penas de prisión, como así, miles de casas pertenecientes a negros que fueron incendiadas.
George William Gordon, un hombre de negocios y político de Jamaica, que había sido crítico con el gobernador John Eyre y su política, fue detenido posteriormente, acusado de haber estado detrás de la rebelión. A pesar de tener muy poco que ver con él, Gordon fue finalmente ejecutado. A pesar de que fue arrestado en Kingston, fue trasladado por Eyre de Morant Bay, donde pudo ser juzgado bajo la ley marcial.
Cuando la noticia de la respuesta a la rebelión se conoció en Gran Bretaña, generó un intenso debate. Cuando Eyre volvió a Gran Bretaña en agosto de 1866, sus partidarios celebraron un banquete en su honor, mientras que los opositores en una protesta le condenaron como asesino. Los opositores establecieron el “Comité de Jamaica” que abogó por que Eyre fuera juzgado por sus excesos.
Los miembros más radicales del Comité querían juzgarlo por el asesinato de los súbditos británicos, como George William Gordon, bajo el imperio de la ley, afirmando que su actuación en virtud de la ley marcial era de hecho ilegal. El Comité contaba con miembros, como los liberales, John Bright , Charles Darwin , John Stuart Mill , Thomas Huxley , Thomas Hughes y Herbert Spencer . Un comité opositor, entre los que se encontraban, Thomas Carlyle , el reverendo Charles Kingsley , Charles Dickens y John Ruskin , se levantaron en defensa de Eyre.
Dos veces Eyre fue acusado de asesinato, pero el caso no prosperó.


volver arriba

logo footer