Menu

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 Bonus

EN EL DÍA DE LA TRADICIÓN

EN EL DÍA DE LA TRADICIÓN

Por Osvaldo Vergara Bertiche

Un sobrino, tiempo atrás me dijo: “¿mirá lo que hicimos en sociales... en la escuela? - es por Jalogüen -” (así lo pronunció... así lo escuché... así lo escribo) y allí estaba... en cartulina y coloreada... una calabaza calada... símil carnestolenda.

“¿Sabes que es Jalogüen? – ¡una fiesta norteamericana!”, expresó con sapiencia de 12 años.

Y yo, con esa, todavía, “vieja mentalidad antiimperialista sesentista” pensé... ¡grande maestra!. Por fin una conspicua docente que dice “es una fiesta norteamericana”.

Algo es algo y peor es nada decía mi abuela.

Con cierta ingenuidad, pero también por culpa de esa suerte de vocación por saber siempre que está sucediendo en la enseñanza, me hizo preguntar, “¿en sociales...? ¿en la escuela hablan de esa festividad...? ¿por qué?.

“- Tío... porque es noche de brujas y salimos a festejarlo... ¡disfrazados!...”

¡Disfraza’o sin carnaval... diría Enrique Santos Discépolo!

“¡Hay Patria Mía!...” volvería a decir Manuel Belgrano.

Y a diferencia del Sargento Cabral no podríamos morir contentos. ¡No hemos batido al enemigo!

Porque... ¡es cierto Maestras de la Patria!... “Jalogüen...” es una celebración norteamericana... yanqui para ser más precisos y entendernos mejor... gringa dirían nuestros antepasados “los nacionales”. Extraña a nuestras costumbres y tradiciones. Importada... descargada desde el norte al sur... impuesta para regocijo de la superchería y de algunos comerciantes.

Jalogüen... Halloveen en idioma inglés, proviene de “All hallow's eve" (Víspera Santa) y su contracción "All Hallow E'en" y precede al "All Hallow Day" (Día de Todos los Santos - 1º de Noviembre).

Conclusión: en nuestros pagos al sur del Río Bravo cada vez más se promociona y se impone la fecha del 31 de Octubre... ¡Noche de Brujas!.

Que las hay... las hay.

También hay “brujos”... hechiceros, maléficos, satánicos, perversos, malignos, infernales, depravados, diabólicos y malvados “nuevos Césares” que desde el Imperio (decadente) pretenden imponer su “propia cultura” a otras culturas, para poder dominarlas sin condicionamientos ni oposiciones.

Si una sola Maestra, y ojalá fuera solamente una, dicta clase sobre Halloveen y acredita a sus alumnos para festejar, la “colonización pedagógica” tiene plena vigencia, extendiéndose para desgracia de nuestros pueblos y jubileo de los pretendidos amos del universo.

Halloween pertenece a la cultura anglosajona.

“Los niños se disfrazan para la ocasión y pasean por las calles pidiendo dulces de puerta en puerta. Después de llamar a la puerta pronuncian la frase Truco o Trato. Si los adultos les dan caramelos, dinero o cualquier otro tipo de recompensa, se interpreta que han aceptado el trato. Si por el contrario se niegan, los chicos les gastarán una pequeña broma, siendo la más común arrojar huevos o espuma de afeitar contra la puerta.

Sus orígenes se remontan a los celtas, y fue exportada a los Estados Unidos por emigrantes europeos en el siglo XIX, más o menos hacia 1846.

La historia del Halloween se remonta a hace más de 2.500 años, cuando el año celta terminaba al final del verano, el preciso día 31 de octubre. El ganado era llevado de los prados a los establos para el invierno. Ese último día, se suponía que los espíritus podían salir de los cementerios y apoderarse de los cuerpos de los vivos para resucitar. Para evitarlo, los celtas ensuciaban las casas y las decoraban con huesos, calaveras y demás cosas desagradables, de forma que los muertos pasaran de largo asustados. Es una fiesta asociada a la venida de los dioses paganos a la vida”.

Y la calabaza viene a cuento de que se dice que las brujas utilizaban los cráneos de las víctimas humanas y las adornaban con velas entre las cuencas de los ojos y la nariz. Cuando los paganos irlandeses llegaron a Estados Unidos, no podían llevar a cabo estas prácticas con cráneos humanos, de modo que utilizaron calabazas.

La culpabilidad del calendario, hace que el 31 de Octubre sea el día anterior al comienzo de Noviembre.

Y para los argentinos, Noviembre es un mes significativo en materia de Memoria.

El 1º, Día de Todos Los Santos. Es una celebración religiosa de los países de tradición cristiana.

Justamente esta fecha fue establecida como una respuesta ante la celebración pagana del Samhain, ahora llamado Halloween.

El 2, el "Día de Todos los Muertos". Esta celebración ha llegado a formar parte de nuestro patrimonio cultural. En muchos lugares del continente, entre rezos, cantos, música y baile se enraízan identidades culturales.

Podríamos mencionar que esta celebración tiene dos grandes influencias: por un lado, la preponderantemente cristiana a partir del siglo XVI y por otro lado, las vertientes prehispánicas, que aunque minimizadas por el peso de las estructuras virreinales, sigue vigente hasta nuestros días.

Recordar a nuestros muertos tiene mucho que ver con nuestro concepto de la vida y la dependencia, no nacemos de la nada, provenimos de padres y abuelos y así de seguido de nuestros ancestros.

El 2 de Noviembre, también ha sido instituido como “El día de los Muertos por la Patria”, iniciativa que se debe al docente correntino, Profesor José Alfredo Ferreira, allá por 1910.

Recordamos a los hombres y mujeres que cayeron luchando por cristalizar el sueño de un país libre, soberano y con justicia.

Cuando hoy vemos que tanta sangre ha sido derramada por generaciones de argentinos en pos de esos ideales, la celebración se convierte no en un lamento, sino en indignación y debe transformarse en coraje para seguir esos mismos caminos, no para vengarnos sino para honrarlos, no traicionando sus sueños y sus luchas.

volver arriba

logo footer

Rodríguez Peña 356. CP : 1220. CABA. Argentina
Teléfono: 54 11 4371 6226