Menu

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 Bonus

HISTORIA DE DOS MUNDIALES

Por Jorge Rachid (*)

Se están jugando en estos tiempos dos campeonatos del mundo, uno nos convoca, nos identifica, nos une y nos hace vivir la emoción que generan los afectos en el deporte, en su apego a lo patriótico, cantnado el himno nacional, agitando banderas, abrazándonos unos a otros, palpitando cada jugada como si fuese en ello el último aliento de nuestras vidas, conteniendo la respiración, estallando de alegría y compartiendo con otros compatriotas, conocidos o no el momento único, culminante del gol o la victoria.

El otro campeonato se juega en otras canchas, donde las reglas no existen y los árbitros son designados por el adversario, un partido que no tiene marcador actual, porque actúa sobre otros parámetros, los económicos que determinan la vida de los argentinos actuales y la de nuestros hijos y nietos, sin emabrgo este partido es mirado de manera diferente, como de otro planeta, porque algunos compatriotas juegan para el adversario, otros alientan al árbitro-juez a cobrar penal contra nuestro equipo, otros les hacen foul a nuestros jugadores, mientras muchos miran otros escenarios sin darle importancia al evento que determinará nuestras vidas a futuro, por suerte los mas siguen con atención y estimulando, los esfuerzos por salir de situaciones comprometidas, generadas pro jugadores que ya no están en juego pero se dedican a señalar a los nuestros como culpables de todas las calamidades.

Es un situación rara, los que alientan son de afuera, los que acompañan, se solidarizan, empujan a la pelea son de otras tribunas, en especial latinoamericanas, pero también de otros países del mundo, que observan preocupados, como los próximos eventos de tanta injusticia tocarán a sus puertas, pronto, mas temprano que tarde, con secuelas sociales inimaginables.

Sin dudas ambos partidos son importantes, el del mundial de futbol por lo que significa ese deporte como pasión nacional y el otro, el de los aprietes económicos, los castigos correctivos, las sanciones explícitas, las extorsiones manifiestas parecen blindadas a las emociones, como si fuesen ajenas a nosotros, incluso justificando acciones espúreas de delincuentes de talla mayor como los dueños de los fondos de inversión, tratándolos como señores en los medios de difusión, cuando son estafadores, delincuentes carroñeros que andan por el mundo, recogiendo bonos basura, para provocar crisis económicas que puedan aprovechar comprando activos del ese país baratos.

En otros épocas se quedaon con YPF, Aerolíneas, Aguas, Telefonía, arrebataron las jubilaciones y pensiones, ocuapron el espacio radioeléctrico, manejaron las fábrica de aviones de Córdoba y nos sometieron a los argentinos al doble juego de tarifas sin regulación, servicios que no se daban, timbas financieras con nuestros ahorros y por otro lado a la extorsión permanente de volver a endeudarnos, hacer los deberes, alinearnos sin espacio soberano, todo para pagar intereses en una rueda loca sin fin.

Debemos los argentinos saber que lo esencial en juego en cada cancha es diferente, la de fútbol es un campeonato que se termina en fecha fija, la otra, la económica que ya tiene casi 40 años, se viene jugando en canchas ajenas, hasta ahora, en estos últimos 11 años en que se puso la pelota bajo el pie nuestro, se empezó a manejar el juego con criterio propio, no aceptamos árbitros ni nuevas deudas, nos pusimos firmes en recuperar los espacios de decisión, nos sacamos el peso deudor de encima negociando, fuimos capaces de hacer algunos goles como el trabajo y los derechos sociales, nos juntamos con los amigos compatriotas de la Patria Grande, fortalecimos nuestra posición en el mundo, nos hicimos respetar, excepto por estos buitres, cara visibles del poder financiero especulador que domina el mundo, mas allá de los gobiernos, que ahora, por el caso argentino, se muestran preocupados de la situación a futuro de sus propios países.

Cuando hace unos años denunciábamos en los Foros internacionales, Naciones Unidas, Grupo de los 20, UNASUR ,CELAC, MERCOSUR, la asimetría injusta del orden económico mundial y la necesidad de democratizar el funcionamiento de los organismos internacionales como el FMI,CIADI, Banco Mundial, OMC,Consejo de Seguridad, los medios criticaban a la presidenta peronista por "desubicada", "sobervia","prepotente" en ese ánimo sumiso y obediente al imperio, el de las relaciones carnales, que el neoliberalismo logró instalar como eje cultural en la Argentina a lo largo de esos 40 años de colonización . Sin embargo el tiempo nos dió la razón, hoy Argentina y la Presidenta Cristina son mirados en el mundo con respeto, salvo por los medios cipayos argentinos, que siguen en la teoría destituyente o esmeriladora sobre las figuras populares, con total impunidad que les da la democracia, a la que nunca apostaron ni apuestan, cuando no es funcional con sus negocios, como lo hicieron ante los golpes, desde el 55 en adelante.

Por eso comaptriotas sigmaos alentando a la selección nacional, pero también sigamos con atención y apoyando los esfuerzos por resolver de la mejor manera la encerrona extorsiva de los delincuentes mundiales. No son ahorristas "de buena fe que compraron bonos", son carroñeros que viajan por el mundo de las finanzas buscando cadáveres, contratan estudios de abogacía caranchos, cuentan con la complicidad abonada en metálico de los factores de poder, políticos, jueces, legisladores aquí y allá, regando de alegría a tanto traidor que anda suelto, que tampoco es nuevo, cobardes y pusilánimes hubo siempre, pero por suerte siempre son mas los patriotas comprometidos, por eso somos pais, por eso alentamos los dos mundiales, por eso seguimos siendo peronistas, porque "somos incorregibles", enfrentamos al mundo, defendemos a nuestro pueblo por encima de cualquier especulación, no nos dejamos atropellar, "el paisano es agradecido, pero no le gusta que lo empujen" y nosotros los peronistas no somos de arrear.

(*) Asesor Académico del Instituto Nacional "Manuel Dorrego"

volver arriba

logo footer