Menu

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 Bonus

LÍDER DE LA REVOLUCIÓN. HOMENAJE A MANUEL BELGRANO

“Siendo nuestra revolución obra de Dios, Él es quien la ha de llevar hasta su fin.” Manuel Belgrano Domenico Francesco Maria Cayetano Belgrano Peri nació el 15 de julio de 1730 en Oneglia, en la región lígure de Italia, cercana a la ciudad de Génova, perteneciente, en esos tiempos, al reino de Cerdeña, y de la cual se embarcaría en 1750 rumbo a Cádiz. Se desempeñó por casi dos años como comerciante en esta ciudad. En el año 1751 se embarca hacia Buenos Aires en el buque “El Poloni”, junto a su primo Angelo Castelli. Ya en tierras rioplatenses, con 35 años contrae matrimonio con una quinceañera santiagueña, María Josefa González y Casero. De los quince hijos que tuvieron sobrevivieron doce. Entre ellos, el 3 de junio de 1770 nace Manuel José Joaquín del Corazón de Jesús Belgrano, quien algunos años más tarde sería el líder, ideólogo y combatiente de la revolución, como ilustra Ricardo Elorza. Estudió en el Real Colegio de San Carlos y luego partió para proseguir sus estudios en España, donde se graduó en leyes.

Fue también, intelectual, economista, político, periodista y militar. Participó en las dos batallas contra los ingleses, pero mucho tiempo antes ya estaba “creando” acciones en pos del bienestar de la Patria. Su gesta comenzó mucho antes de la Revolución de Mayo. Afirma en junio de 1794: “Debemos estimular el agro, franqueando los instrumentos para el cultivo, animándoles por cuantos medios fuesen posibles, haciéndoles los adelantos primitivos para que se compren un terreno proporcionado en el que pudiesen establecer su granja y las semillas que necesiten para las primeras siembras.” Uno de los primeros en proteger a la mujer y elevar su condición: “La enseñanza de leer, escribir, bordar, coser, entre otras actividades y enseñanzas para niñas, implica combatir la ociosidad y hacerlas útiles al hogar en tanto las capacita para ganar el sustento con decoro, dado que principalmente el sexo femenino está expuesto a la miseria y desnudez, a los horrores del hambre y estragos de las enfermedades. No podrá menos que lastimarse el que estudie su condición, confesando que es la que más se debe atender por la necesidad en que se ve sumergida y porque de su bie­nestar nacerá la reforma de las costumbres”.

En marzo de 1802 decía: “Crear nuestra propia flota mercante, capaz de arrancar de la mano de los extranjeros, los medios con que nos quitan grandes riquezas en perjuicio general de la Nación”. Educador e impulsor de escuelas públicas: “Realizar una obra de cultura es muy sencillo y poco costoso. Nada más se necesita que los Cabildos, los jueces, comisionados y los curas de todas las parroquias, tomen un asunto de tanta consideración, persuadidos que la enseñanza es una de esas primeras obligaciones…”.

Defensor de la industria nacional: “La importación de mercaderías que impiden el consumo de las del país, o que perjudican al progreso de sus manufacturas y de su cultivo, lleva tras sí necesariamente la ruina de una Nación…”. “La importación de las mercaderías extranjeras de puro lujo, en cambio de dinero, cuando éste no es un fruto del país, como el nuestro, es una verdadera pérdida para el Estado…”. Precursor de la Forestación y de la Ecología: “Se premiará por cada árbol arraigado... no debe cortarse un solo árbol sin antes poner otro en su reemplazo.

Sin estos estímulos a las tareas rurales nada se podrá adelantar, ni la agricultura será otra cosa que arañar la tierra sin principios, sin ideas, sin conocimientos, ni el comercio saldrá de la esfera de comprar barato y vender caro”. Ricardo Levenne así lo definió: “Belgrano fue en el Río de la Plata el campeón de la causa educacional y de la ecología”. Decía en defensa de los pueblos originarios: “…vengo a restituirlos de sus derechos de libertad, propiedad y seguridad que por tantas generaciones han estado privados, sirviendo únicamente para las rapiñas de los que han gobernado”. “No les será permitido imponer ningún castigo a los naturales, como me consta lo han ejecutado con la mayor iniquidad, pues si tuvieren de qué quejarse ocurrirán a los jueces para que se les administre justicia, so la pena que si continuaren en tan abominable conducta, y levantaren el palo para cualquier natural serán privados de todos sus bienes, que se han de aplicar en la forma arriba descrita, y si usaren el azote, serán penados hasta el último suplicio” “…A los Naturales se les darán gratuitamente las propiedades de las suertes de tierra…” Extensos ejemplos podemos encontrar en su obra: Un héroe de la Patria, mucho más que ser el creador de nuestra bandera.

Las opiniones vertidas en este suplemento corren por cuenta de sus autores y están abiertas al debate. MAIL: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano Manuel Dorrego. www: institutonacionalmanueldorrego.com. Dirección: Rodríguez Peña 356. CP: 1220. CABA. Argentina Teléfono: 54 11 4371 6226

Artículo publicado en el suplemento Claves de la Historia - Miradas al Sur
22.06.14

volver arriba

logo footer