Menu

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 Bonus

EL CINE Y LA TV TAMBIÉN HACEN SU REVISIONISMO HISTÓRICO

Diferentes proyectos cinematográficos y televisivos se dedican a rescatar personajes olvidados por la Historia oficial que marcaron la etapa fundacional de nuestra Patria. Se trata de producciones que invitan a conocer a Andrés Guacurarí, Miguel Martín de Güemes y Juana Azurduy, entre otros.

Así como desde hace tiempo los historiadores y escritores introdujeron una mirada revisionista en sus investigaciones y libros, ahora este revisionismo llega a la pantalla (el cine y la TV) a través de proyectos que intentan mostrar la vida de personajes olvidados como Andrés Guacurarí, Juana Azurduy o Miguel Martín de Güemes, entre otros.  

En este rescate de personajes que hicieron su invalorable aporte a nuestra Nación, la semana pasada se proyectó en distintos establecimientos educativos de nuestra Provincia, el documental “Buscando al Comandante Andresito” realizado por la productora correntina Payé Cine y bajo la dirección de Camilo Gómez Montero.
Este es un trabajo que ya se presentó en festivales nacionales e internacionales, y que refleja la gesta de este guaraní -considerado el primer gobernador de Misiones- que bajo la protección de Artigas defendió la frontera ante el avance del Brasil y el Paraguay, y que incluso se enfrentó a porteños. Su muerte es un misterio aún sin develar, y este filme recorre sus pasos y su gesta por tantos años olvidada y oculta.

En esa misma línea el canal Encuentro inició en Salta el rodaje de una docu-ficción sobre Martín Miguel de Güemes en una coproducción con el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología salteño.
A través de «Güemes, historia de la gesta de la Independencia», se reconstruye el retrato humano, histórico y político de una de las figuras más trascendentales de la Independencia Sudamericana.

Bajo el formato de docudrama histórico, la serie recrea la vida del general salteño desde su nacimiento, en 1785, hasta su temprana muerte 36 años más tarde, en cuatro capítulos agrupados en los períodos que van de 1785 a 1814; de 1814 a 1815; de 1816 a 1820 y 1821.

El relato se construye a partir de recreaciones ficcionales y recursos documentales tales como testimonios de especialistas, registro de locaciones y paisajes de importancia histórica, archivos, mapas y animaciones.
Esta nueva producción busca recuperar la auténtica visión güemesiana en la construcción de la Nación, explorando su verdadera dimensión histórica y profundizando en la vida y obra del militar y político.

«Güemes se convirtió en un patriota que no dudó en movilizar a sus hombres con un ideal que apostaba a la unidad de las Provincias Unidas del Sud, a la creación de un orden constitucional y a la consagración de los principios revolucionarios», según manifestaron los productores del programa a la agencia Télam.

«La historia de Güemes también es la historia inconclusa de un proyecto geopolítico de Nación, integrador e inclusivo, porque Salta, como centro de un extenso espacio y no como frontera, ya se proyectaba hacia la América profunda», agregaron.

Para completar esta recuperación de los héroes que por años quedaron al margen de la Historia oficial, el cineasta boliviano Jorge Sanjinés culminará en noviembre el rodaje de “Juana Azurduy, guerrillera de la patria grande”, largometraje histórico sobre la mujer que es considerada la heroína de la independencia de Bolivia y Argentina.

“Juana Azurduy es un personaje heroico, destacado, olvidado y desconocido por el hecho de ser mujer. Vivimos en una sociedad que maltrata a las mujeres permanentemente”, declaró el cineasta apenas iniciado el rodaje, que le ganó de mano a la prometida producción nacional sobre Azurduy  (la va a dirigir Benjamín Avila y protagonizar Natalia Oreiro y será para el 2015).

El filme de Sanjinés -que tiene como escenarios las localidades de Sucre, La Paz, Potosí, Tupiza y Cochabamba- está basado en investigaciones de hechos históricos que apelan a la recuperación de la memoria de esta mujer nacida en 1790 y fallecida, curiosamente, el 25 de mayo de 1862, cuya acción se inicia en 1825, con una reunión entre Simón Bolívar, Antonio José de Sucre y ella misma en Chuquisaca.

 El elenco protagonista de esta producción de 1,5 millones de dólares de presupuesto, está conformado por los bolivianos Jorge Hidalgo, que interpreta a Simón Bolivar y Fernando Arce, que es Antonio José de Sucre, y Mercedes “Piti” Campos quien se pone en la piel de Azurduy. “Me siento comprometida y honrada con este trabajo. Espero que las mujeres puedan sentirse identificadas, porque es una reivindicación de la mujer, humana, madre, que combate y pelea”, explicó la actriz a Télam.

El nuevo filme de Sanjinés, nacido en 1936, el más caro de la historia del cine boliviano, cuenta con el apoyo del Ministerio de Culturas, la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia y otros organismos del país andino como la empresa de telefonía Entel o los Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos.

Además de “devolver” la imagen Azurduy, con el filme también se pretende rescatar «la presencia de varios de los comandantes guerrilleros de esos 16 años de lucha», de quienes «casi nadie sabe nada» y que, a juicio de Sanjinés, “son los héroes fundadores de la patria boliviana. Si la película logra devolverle a la sociedad esa memoria, tendremos mayor conciencia social”.

Artículo publicado en La Mañana de Córdoba

volver arriba

logo footer