Menu

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 Bonus

1º de julio de 1974: Perón renace

Toda muerte es dolorosa. Más si fue una figura política, epónima de una época y catalizador de anhelos de millones. Ese fue el caso del presidente Juan Perón.

Memorias de colaboradores se amontonan para dar testimonios del Líder…

funerales-peronBenito Llambí, ministro del Interior por 1974, recordó que ese año “regresó del Paraguay con una recaída. Y no logró recuperarse. El 12 de junio, desde los balcones de la casa de gobierno, habló por última vez a la multitud reunida en la plaza. Sería su despedida: “… llevo en mis oídos la más maravillosa música, que es la palabra del pueblo argentino”. El 29 de junio, luego de mucha insistencia, delegó el mando, y el 1 de julio, aquél que pocos meses antes había anunciado que volvía casa desencarnado, concluía su paso por la tierra. Había usado el tiempo justo para dejar su último testimonio al pueblo argentino y al mundo”.

Jorge Taiana, ministro de Educación y médico personal de Perón, testimonió: “a las 3.30 horas de la madrugada del 1º de julio, aparecen en las pantallas extrasístoles ventriculares aislados y en salvas. 10.15 horas extremaunción impartida por el padre Pedro Héctor Ponzio. Era el anuncio del final… A las 10.25 oímos ruidos y corridas… encontré al General semiincorporado en al cama, cianótico, disneico. Con voz ronca, susurrante, me dijo: “Doctor, me voy de esta vida… esto se acaba… mi pueblo… mi pueblo”, y luego se desplomó en los brazos de quienes lo sosteníamos.”

Antonio Cafiero, en esos años presidente de la Caja de Ahorro y Seguros, escribió en su diario personal: “2 de julio de 1974. Ayer lunes, a las 13.15 horas murió Perón. Se cierra una etapa histórica. Se abre otra. ¡Pobre Viejo! Murió en su ley y en su gloria. Murió en la Fe de Cristo, levantando todas las banderas con las que inició su vida y las que seguí desde mi juventud. ¡Cómo lamento que se haya ido sin haber tenido la oportunidad de hablar con él, mano a mano, como aquellas tardes de Madrid! Hoy, en la Catedral, el postrer adiós a su cuerpo sin vida. Y ahora, ¡Señor! Apiádate de los argentinos!”

Militar y docente, conductor y político, ante todo fue intérprete de un sentido histórico nacional. Canalizó las esperanzas de quienes buscaron el despegue industrial, la integración social y la dignificación de los trabajadores. Y ellos encontraron en Perón su referencia política y pertenencia cultural.

Su obra marcó una senda, con aciertos y errores, en los actuales gobiernos donde, más que citarlo, imbricaron sus ideas en un proyecto nacional de refuerzo del poder estatal, integración continental, derechos humanos e inclusión social.

A pesar de tensiones políticas actuales, el pensamiento de Perón mantiene vivo su legado y marca el camino para la liberación definitiva.

Vale la frase de despedida del líder radical Ricardo Balbín sentenciando ante su féretro: “este viejo adversario despide a un amigo”. Y la evocación madrileña de Hipólito Paz, canciller en su primer gobierno, cuando refirió: “Nos despedimos con un abrazo. ¿Quién iba a decirme entonces que sería el último? El taxi se va alejando y queda atrás su figura y él, que me saluda con la mano en alto mientras me sonríe que es la suma de la amistad, de la ternura y de tantas alegrías y penas compartidas. Por un largo rato resuenan en mis oídos sus palabras, dichas con voz empapada por la nostalgia y la esperanza: “¡Hasta pronto… Por allí!”.

Ahora, después de tantos años le puedo decir a usted, mi viejo amigo Perón: “¡Hasta pronto… Por allá!”.

Vázquez, Pablo

Licenciado en Ciencia Política y Doctorando en Comunicación. Docente 

Miembro del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano "Manuel Dorrego"

Académico del Instituto Nacional Eva Perón y del Instituto Nacional Juan Manuel de Rosas.
Miembro del Instituto de Altos Estudios Juan Perón.
Miembro de la Comisión Nacional de la Vuelta de Obligado.

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
volver arriba

logo footer

Rodríguez Peña 356. CP : 1220. CABA. Argentina
Teléfono: 54 11 4371 6226