Menu

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 Bonus

07 de Julio

1816 – Argentina
Fallece Ildelfonso de las Muñecas. 

El coraje de un sacerdote tucumano, el doctor Ildefonso de las Muñecas (1777-1816) quedaría resonando en la sangrienta crónica de la Guerra de la Independencia en el Alto Perú. Nacido en la ciudad de Tucumán, estudió en la Universidad de Córdoba; ni bien ordenado, hizo un viaje a España. Al regreso, volvió a afincarse en su medio natal, hasta que el presidente de la Audiencia de Charcas, de paso por Tucumán, le ofreció ser su capellán. Aceptó y siguió viaje con él. Visitó la actual Bolivia y luego el Perú. Cuando estaba por volverse a Tucumán lo nombraron cura de la Catedral de Cuzco.

Ya por entonces Muñecas se hallaba contagiado del virus revolucionario. En su casa de La Paz, en 1809, se hacían reuniones de los conspiradores cuyo alzamiento contra los españoles fue sofocado ese año. Tras esa represión, Muñecas decidió tomar parte directa en las futuras acciones. Así, cuando en Agosto de 1814 se alzaron los peruanos al mando del cacique de Cincheros, Mateo García Pumacahua, el tucumano integró, como capellán, la columna que aquel jefe envió sobre Puno, para cortar las comunicaciones con el Virrey Joaquín de la Pezuela.
Empezaba entonces la llamada “Guerra de las Republiquetas”, conde cada poblado indígena se convirtió en una pequeña república en rebeldía contra los realistas. En Agosto de 1814, la expedición del coronel Pinelo, donde revistaba Muñecas, tomo Puno, luego Desaguadero y el 28 de Setiembre, no sin sangrientos combates, se apoderó de La Paz. Pero el posterior avance de Pezuela obligó a Pinelo a retirarse. Entonces, Muñecas, al frente de un grupo de guerrilleros, partió a buscar auxilio en Yungas.

Desde allí en adelante, el refinado tucumano se convirtió en jefe del ejército irregular de patriotas que no daba descanso a los españoles. En rápidas incursiones nocturnas, Muñecas y sus hombres caían sobre los campamentos, donde causaban estragos. Aunque en los combates de Achocalla, Puno y Arequipa le causaron serias bajas. Muñecas se reunió nuevamente con el ejército de Pumacahua, luchando junto a este jefe en el desastre de Humachiri.

Tenazmente perseguido, logró huir a caballo hasta Puno, donde instaló su “republiqueta”. Siguió con los ataques de guerrilla, a tiempo que se mantenía en contacto con argentinos como Arenales y Rondeau, y lanzaba furibundas proclamas independentistas dirigidas a los indios. Ellas llamaron la atención del general José de San Martín, que las elogió cálidamente en sus propias alocuciones a los peruanos. Considerado ya el “enemigo público número uno” de los españoles, el virrey resolvió darle una arremetida final. Las fuerzas de Gamarra y Abeleyra lo batieron en Cololó, donde fueron capturados 106 de sus fieles mestizos y degollados todos sus oficiales.
Pero el indomable cura se las arregló para escapar otra vez, yendo a cobijarse en las cuevas de la quebrada de Larecaja, entre los indios. Creía contar con su fidelidad, pero uno de ellos, Manuel González, lo entregó a los españoles a cambio de dinero. Sus captores lo engrillaron y se lo llevaron a Lima. En un alto del camino, el 7 de julio de 1816, lo mataron por la espalda, en circunstancias no muy claras. Se dice que el autor del crimen fue un hermano de González, a quienes los españoles pagaron con dinero y “una charretera refulgente”, este servicio que suprimía a uno de sus más terribles y populares adversarios. 1923: Nace en Buenos Aires el pianista y compositor Roberto Caamaño, fue Director Artístico del Teatro Colón, fundador y presidente del Consejo Argentino de la Música y Decano de la Facultad de Artes y Ciencias Musicales de la Universidad Católica Argentina.

1944 Argentina
Perón es designado Vicepresidente de la República, con retención del Ministerio de Guerra y la Secretaria de Trabajo y Previsión. Los trabajadores ferroviarios paran media hora, en homenaje “al digno militar que tan tesoneramente ha emprendido la obra de ennoblecer social y económicamente la vida de los obreros argentinos” Hay una gran concentración en Plaza de Mayo.

1950 – Argentina
Muere en Buenos Aires el notable poeta Baldomero Fernández Moreno, autor de obras como "Las iniciales del misal", "Aldea española", "Campo argentino", "Versos de Negrita", "La Patria desconocida" y "Parva". Nació en Buenos Aires el 15 de noviembre de 1886.

Su poesía, universal y hondamente nacional al mismo tiempo, ha inmortalizado la estética de los barrios porteños y la cálida placidez de las provincias y sus características rurales.

Su soneto más recordado es «Setenta balcones y ninguna flor». Cabe mencionar también «Una estrella», «El poeta y la calle» y «La vaca muerta», o sus libros de poemas Versos de Negrita, Intermedio provinciano y Ciudad.
Baldomero Eugenio Otto Fernández Moreno nació el 15 de noviembre en Buenos Aires, Argentina, en 1886. Primero de cinco hermanos. Hijo de padres españoles, vivió unos años en España, donde estudió humanidades. En 1899 regresó a la Argentina. Cursó estudios en el Colegio Nacional de Buenos Aires. Inició un lento aprendizaje literario, a la vez que avanzó y concluyó sus estudios de medicina en 1912, profesión que ejerció como médico rural en Chascomús y en Catriló hasta 1924, a la vez que desarrolló su vocación poética. Fue colaborador en periódicos y revistas, obtuvo un premio nacional y otro municipal de poesía, y fue miembro de la Academia Argentina de Letras.

Fernández Moreno dio su propia versión de una poesía ciudadana y porteña; con su primer libro, Las iniciales del misal (1915), obra ya madura, señaló un alejamiento de las características más ostentosas del modernismo a favor de una lírica llana, realista, sin patetismo ni deleite metafórico, lo que se denominó sencillismo. Éste, logrado por la disciplina que se impuso, le dio un curioso aire clásico en la forma, y de modernidad en la inquietud espiritual que transmitía su contenido.

El sencillismo no puede ser entendido como un movimiento literario en el sentido tradicional del término, aun cuando otros escritores, como Alfredo Bufano, Pedro Herreros y Miguel Camino, hayan seguido y profundizado esta tendencia poética. En líneas generales, el sencillismo es una forma de observar y apreciar la realidad en las cosas cotidianas y sencillas, sustrayéndolas al intento de profundizar en aspectos abstractos y utilizando un lenguaje sin florilegios eruditos. La crítica literaria ha destacado el hallazgo por parte de Fernández Moreno de un camino auténtico y propio dentro de la poesía argentina, con una inflexión singular y espontánea.
La casa donde vivió, al sur del barrio Flores ubicada en la calle Francisco Bilbao 2390, aún se conserva, y una placa de bronce en el frente recuerda que allí vivió el poeta. También se ha bautizado con su nombre a una calle de esa zona de la ciudad.

Obras:
Intermedio provinciano (1916)
Ciudad (1917)
Por el amor y por ella (1918)
Campo argentino (1919)
Versos de Negrita (1920)
Nuevos poemas (1921)
Canto de amor, de luz y de agua (1922)
Mil novecientos veintidós (1922)
El hogar en el campo (1923)
Aldea española (1925)
El hijo (1926)
Décimas (1928)
Último cofre de Negrita (1929)
Sonetos (1929)
Cuadernillos de verano (1931)
Dos poemas (1935)
Seguidillas (1936)
Romances (1936)
Continuación (1938)
Yo, médico; yo, catedrático (1941)
Buenos Aires: ciudad, pueblo, campo (1941)
Tres poemas de amor (1941)
Sonetos cristianos (1942)
San José de Flores (1943)
La mariposa y la viga (1947)

Sus versos son cuidados y sencillos. Tenía un especial cuidado de la palabra, una lírica permanentemente emotiva.
No hacía distinción entre una realidad poética y otra que no lo fuera. Siempre consideró que si el hombre se permite ser poeta, todo lo que mira puede transmutarlo en poesía. Consideraba que podía ser poesía tanto una mata de hierba como una vereda en la ciudad o en el campo, un molino, o las vísceras del cuerpo humano.
Tanto Jorge Luis Borges como Ezequiel Martínez Estrada han examinado la mirada poética de Baldomero para captar la realidad urbana o rural.

Según Borges, Buenos Aires fue «vista para siempre» en algunos de sus versos.
Ezequiel Estrada, autor de Radiografía de la pampa, dedicó páginas al poeta, en las cuales lo señala como «el primer autor que en nuestro medio focaliza en el centro de su obra, sin preocuparse del mundo literario que lo circunda». Fernández Moreno – expresa - es al mismo tiempo el poeta de Buenos Aires y el de nuestros campos y pueblos.

Leopoldo Lugones también se mostró admirador de su obra.
Fue distinguido con el Gran Premio de Honor de la SADE 1949

1963 – Argentina
Se realizan elecciones presidenciales con el peronismo nuevamente proscripto. Participaron varias decenas de partidos pero hubo 20% de votos en blanco (segunda posición) como consecuencia de la forzada abstención del peronismo. 

La UCRP (Unión Cívica Radical del Pueblo) obtuvo el mayor número de votos pero éstos eran sólo el 25% del total; la UCRI (Unión Cívica Radical Intransigente) resultó tercera con 16% y el 40% restante se distribuyó entre partidos menores (conservadores, socialistas, partidos provinciales de origen radical y otros de derecha e izquierda).

La fórmula Arturo U. Illia - Carlos H. Perette asumió el 12 de octubre de ese año. El nuevo gobierno resultaba muy poco representativo, sólo contaba con un tercio de los escaños en el Congreso, y debía enfrentar las presiones que las distintas tendencias internas del radicalismo del Pueblo ejercían para lograr puestos claves en el gabinete.

volver arriba

logo footer

Rodríguez Peña 356. CP : 1220. CABA. Argentina
Teléfono: 54 11 4371 6226