Menu

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 Bonus

10 de Julio 1924 – Venezuela

Nace Andrés Aguilar, jurista y político venezolano. Su nombre y su obra están, asociados íntimamente a los esfuerzos que se han hecho en los últimos años para estimular la promoción y protección de los Derechos Humanos y el avance y desarrollo progresivo del Derecho International en dos ramas fundamentales: Derecho del Mar, Derechos Humanos. 
Fallece en octubre de 1995, cuando ejercía la más alta magistratura internacional como juez en la Corte International de Justicia con sede en La Haya.
Profundizó en el Derecho del Mar tradicional para preservar intereses nacionales de mucha trascendencia, que tocan a la Soberanía y defensa de los derechos inalienables sobre el territorio y sus recursos. Su otra preocupación por la dimensión social de las ciencias jurídicas quedó plasmada en su trayectoria, identificada por una natural vocación para las ciencias sociales, que vio fomentada desde su niñez en el color de su hogar bajo la orientación de sus padres. Según expresa él mismo en su discurso de incorporación a la Academia de Ciencias Políticas y Sociales: «nací, gracias a Dios, en un hogar cristiano de un matrimonio unido, que sólo separó la muerte; con sus enseñanzas y con su ejemplo mis padres sembraron en mi la fe en Dios y el amor a Venezuela, y cada uno de ellos, por diferentes razones, contribuyó a despertar y a fomentar mi vocación por las ciencias sociales».
De manera que es posible afirmar que su contribución se extiende con igual devoción y estudio a la defensa de los intereses soberanos de Venezuela, materia que defendió con celo y firmeza ejemplares desde los muy importantes servicios que prestó a la Nación en el ejercicio de misiones diplomáticas como Jefe de Delegación en los trabajos preparatorios y en los diversos períodos de sesiones de la III Conferencia de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, y desde su posición de Consultor Jurídico y Representante Judicial de PDVSA, posición que ejerció por 10 años aproximadamente, así como cuando se desempeñó como Presidente de la Comisión Presidencial sobre el aprovechamiento integral de los recursos hidráulicos en los que tiene interés Venezuela (Comisión de Cuencas).
Fue miembro designado por el Presidente en la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, Embajador Representante Permanente de Venezuela ante la Oficina Especializada de las Naciones Unidas, en particular ante la Comisión de Derechos Humanos en Ginebra. En dos oportunidades fue Representante Permanente ante las Naciones Unidas en Nueva York.
Gran distinción merece el exigente trabajo que realizó para profundizar y fortalecer el respeto y disfrute de los derechos humanos, especialmente en el continente americano, en una etapa muy difícil para la región latinoamericana en la que abundaban los regímenes de fuerza.
A los 30 años, figuró entre el grupo de notables que integró la Junta de Gobierno de 1958 y se destacó como Ministro de Justicia del primer gobierno constitucional del país, luego de la revolución del 23 de enero de 1958.
Bajo su dirección el Ministerio de Justicia prosiguió la compleja tarea de reorganizar las diversas circunscripciones judiciales de manera escalonada. Inició la reforma legislativa ante la cambiante estructura social de Venezuela, a fin de atender aun cuando fuera de manera rudimentaria, exigencias impuestas por los más elementales principios de justicia. En tal sentido inició el proceso de elaboración de importantes leyes que vinieron a corregir situaciones anormales atentatorias de la seguridad jurídica de las partes más débiles. Su iniciativa se hizo sentir también en la corrección de injusticias que afectaban los derechos de los trabajadores. Estimuló asimismo la defensa de la parte más débil de la relación contractual en el ámbito familiar con la Ley de Protección Familiar, que asignó el carácter de crédito privilegiado a la obligación alimentaria en beneficio del cónyuge y de los hijos. También se ocupó de los difíciles problemas relativos al régimen penitenciario, con especial hincapié en los aspectos educativos y de reinserción del recluso, a los que dedicó buena parte de su atención.
Se desempeñó como miembro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, entre 1972 y 1985, llegando a ejercer la Presidencia de la Comisión en varios períodos. La identificación del período durante el cual formó parte activa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, corresponde con el de eclipse casi total de los derechos civiles y políticos en Suramérica y Centroamérica. Con Las pocas excepciones de Venezuela y Colombia, el mapa de América del Sur estaba sombreado por dictaduras, caracterizadas por su dureza y atropello sistemático a los derechos humanos y a las libertades fundamentales.
Bajo la Presidencia del Embajador Andrés Aguilar, la CIDH hizo numerosas visitas de carácter riesgoso y poco placentero, para levantar informes sobre la situación de atropello en la que se encontraban los principales derechos humanos en muchos de los países latinoamericanos.
El Secretario General de la ONU lo escogió como Copresidente de la Comisión designada en el caso de los diplomáticos de los Estados Unidos de América tomados como rehenes en Irán.
Fue designado nuevamente como Representante Permanente ante la ONU, en 1986, cuando Venezuela había sido elegida como Miembro no Permanente del Consejo de Seguridad.

volver arriba

logo footer

Rodríguez Peña 356. CP : 1220. CABA. Argentina
Teléfono: 54 11 4371 6226