Menu

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 Bonus

10 de Agosto -1815 Argentina

Se inaugura en Buenos Aires la primera Academia de Dibujo. 

El aporte del padre Castañeda a la educación

Francisco de Paula Castañeda, nació en Buenos Aires en 1776. Estudió primeramente en el Real Colegio de San Carlos y en 1793 se incorporó a la orden franciscana. A principios de 1798 viajó a Córdoba y allí se ordenó sacerdote dos años después. De regreso en Buenos Aires ocupó una cátedra en teología y se desempeñó como capellán militar durante las invasiones inglesas al Río de la Plata, de 1806 a 1807. En su convento de la Recoleta dictó clases gratuitas de primeras letras a los niños del lugar. A fines de 1814 añadió una Academia de Dibujo, la que en agosto del año siguiente trasladó al edificio del Consulado de la ciudad, donde se incorporaron dos profesores españoles, José Ledesma y Vicente Muñoz. Las clases se inauguraron el 10 de agosto de 1815, con un acto solemne en el que habló el padre Castañeda. En 1817 se sumó el pintor y escultor francés José Guth como director. La Academia fue clausurada en 1820 por falta de recursos, pero Castañeda logró que fuera reabierta el 25 de octubre del mismo año, con la dirección del grabador francés José Rousseau, aunque sólo perduró hasta la erección de la Universidad de Buenos Aires, en agosto de 1821. Al propio tiempo que se instalaba la Academia de Dibujo, el padre Castañeda fundó la Sociedad Filantrópica de Amantes de la Educación, en agosto de 1815, primera de este carácter entre nosotros, que fue inaugurada en el mes de diciembre siguiente y cuyo objeto era promover la educación como sustento imprescindible de la prosperidad pública.
El padre Castañeda fue un decidido opositor a la reforma eclesiástica rivadaviana y llegó a fundar hasta once periódicos para expresar sus ideas contrarias al gobierno. Rivadavia, que no pudo soportar esta oposición sistemática, cerró sucesivamente los periódicos publicados y terminó por desterrar a Castañeda de la Provincia, por cuatro años. No obstante, éste no se silenció y continuó su prédica, primero desde Montevideo y luego desde Santa Fe. En esta última provincia, con el apoyo del gobernador Estanislao López, pudo proseguir también su obra educativa y en 1823 fundó una escuela en San José del Rincón, donde, además de las primeras letras, se enseñaban artes y oficios, como carpintería, herrería y relojería y funcionaba, asimismo, una escuela de pintura. Más tarde añadió un aula de gramática, correspondiente entonces al nivel secundario o de estudios preparatorios, en la que también se enseñaba geografía, dibujo y música. A este establecimiento no sólo concurrieron alumnos de Santa Fe, sino también de Entre Ríos y hasta de Buenos Aires. En 1827 pasó Castañeda a Entre Ríos, donde estableció una escuela de primeras letras en San Miguel de la Bajada del Paraná y otra en San José Feliciano, que funcionó de acuerdo con el sistema lancasteriano, y un aula de gramática.
Castañeda dejó de existir el 11 de marzo de 1832, en la ciudad de Paraná. Por expreso pedido de Rosas, entonces gobernador de la Provincia de Buenos Aires, sus restos fueron trasladados a la ciudad porteña, donde fueron depositados en el panteón del Convento de San Francisco, el 28 de julio del mismo año. En ocasión de sus exequias, su hermano en religión, el franciscano fray Nicolás Aldazor dijo de él: “detestó las falsas doctrinas tan opuestas al bien de los pueblos y terminó sus alientos confesando el amor a la religión en que había nacido y a la patria, que habían sido siempre el objeto de sus tareas”.

Fuente: www.argentinahistorica.com.ar

volver arriba

logo footer

Rodríguez Peña 356. CP : 1220. CABA. Argentina
Teléfono: 54 11 4371 6226