Menu

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 Bonus

CEREMONIA DE CONMEMORACIÓN DEL 185º ANIVERSARIO DE LA ASUNCIÓN DEL CORONEL MANUEL DORREGO A LA GOBERNACIÓN DE BUENOS AIRES

“Señor  presidente, señores representantes vuestros votos me han llamado a un honroso pero arduo destino…la felíz reorganización de nuestra provincia.
Mi primer deber y en consonancia  con mis sentimientos es felicitaros por tan próspero suceso. La confianza, señores, con que se me distingue es de tan gran peso que yo no me descargaré de ella sino consagrando mis escasas luces y aun mi propia existencia a la conservación en todo momento de nuestras instituciones, y al respeto y seguridad de las libertades.”

Con estas palabras, el Coronel Manuel Dorrego asumía años atrás como gobernador de la provincia de Buenos Aires. Ciento ochenta y cinco años después, el martes 13 de agosto 2013, este manifiesto interpretado por el actor Juan Palomino, daba inicio en el Complejo Manzana de las Luces, al acto de conmemoración por el 185° aniversario de la asunción de Manuel Dorrego como gobernador.

En la "Sala de los Representantes" del histórico Complejo Manzana de las Luces, cuna del pensamiento nacional y cultura de los argentinos, tuvo lugar la ceremonia donde el Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano, homenajeó a Don Manuel Dorrego.

El ballet del Instituto de Arte Folclórico Juan de los Santos Amores, danzó  “Cielito Federal” para todos y todas los presentes, acompañados en guitarra y voz por Jorge Suligoy y Vega, quienes interpretaron diversos temas musicales vinculados a nuestra historia nacional, popular y federalista.  

“Cielo cielito nublado, por la muerte de Dorrego, enlútense  las provincias, lloren cantando este cielo 
Cielo cielito argentino, cielito del buen soldado,  por ahí anda un asesino que quiere verlo enlutado
Cielo mi cielito triste, a Dorrego lo mataron, ya estamos viendo su bocho teñirse de colorado”

El actor Juan Palomino, quién interpretó una vez más al Coronel Manuel Dorrego, puso en acto aquellas palabras de asunción para dar inicio a la charla debate a cargo del Presidente del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano, Mario “Pacho” O’Donnell y del Miembro también de dicho Instituto, el historiador y periodista Hernán Brienza, quienes compartieron con el público presentes, pasajes de la vida, obra e injusto asesinato del Coronel Manuel Dorrego.

Hernán Brienza aseguró que cada estadío del movimiento nacional y popular tiene su Dorrego. Así fue como cuando asumió Juan Domingo Perón, se produjo el periodo de la mayor producción de libros sobre Manuel Dorrego y “desde allí emergió Manuel Dorrego como un personaje que tiene que decir cosas al pueblo argentino cuando el pueblo protagoniza la historia”.

“En algún momento va a haber que vengar la muerte de Dorrego para cerrar la larga guerra civil que como argentinos llevamos”. Con estas palabras, Brienza citaba a Rodolfo Ortega Peña y Luis Eduardo Duhalde en un escrito de los años 60, para destacar la interesante operación cultural que plantea el texto refiriéndose al asesinato de Dorrego como una “herida abierta, como algo que no ha cerrado, algo que no está discutido en la historia argentina”. Las producciones del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano “Manuel Dorrego” viene a rediscutir capítulos de la historia que parecían cerrados.

Finalizando su exposición y estableciendo paralelismos con la época actual, Hernán Brienza destacó el carácter visionario de Dorrego en relación a diversas políticas públicas que promovió y que en la actualidad las podemos entender como una ley de medios, mecanismos de control de precios y el intento fallido de nacionalizar la moneda.

Luego fue Mario “Pacho” O’Donnell quién tomó la palabra, para puntualizar en el fusilamiento de Dorrego.  “Lo que ha trascendido de Dorrego es que fue un fusilado, no se lo recuerda como ese héroe popular que fue” remarcaba Pacho O’Donnell apuntando contra la historia oficial que lo ha condenado a Dorrego a ese reduccionismo de haber sido el asesinado por Lavalle.

“Dorrego fue el primer jefe  popular que tuvimos, que si bien se disputa ese puesto con Rosas, Dorrego es anterior. Dorrego ha sido un jefe popular y urbano” y ese fue uno de los motivos de su fusilamiento, junto con la decisión exterminar a todo el federalismo.

Pacho O’Donnell mencionó que los nombres que llevan las calles, avenidas, localidades de Buenos Aires, pertenecen a los hombres que conspiraron para matar a Dorrego: Rivadavia, Agüero, Díaz Vélez, Larrea, Florencio Varela, Gallardo, entre otros. Documentó cómo el asesinato de Dorrego se decidió en Buenos Aires, en una “mesa chica”, desmitificando la idea de que fue un arrebato de Juan Lavalle. “Asi como sucedió con el Che Guevara, que su fusilamiento fue decidido alrededor de una mesa en La Paz, con consulta a la Embajada Norteamericana. En ese caso, Lavalle fue quién ejecuto la orden”.

Durante la charla. O’Donnell leyó fragmentos de cartas de San Martin y Simón Bolívar quienes manifestaron su repudio frente al fusilamiento de Dorrego. Simón Bolívar escribió en 1829 “... en buenos aires se ha visto la atrocidad más indigna. Dorrego era jefe de ese gobierno constitucionalmente, y a pesar de esto el Coronel Lavalle se bate contra el presidente (…) en consecuencia se apodera del mando y sigue gobernado a lo tártaro”.

Finalizando el encuentro, “Pacho” O’Donnell afirmó que la decisión de haber nombrado "Manuel Dorrego" al Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano, fue un acto de justicia.

La ceremonia concluyó compartiendo un vino de honor entre los participantes.

volver arriba

logo footer

Rodríguez Peña 356. CP : 1220. CABA. Argentina
Teléfono: 54 11 4371 6226