Menu

The best bookmaker bet365

Best bookmaker bet365 Bonus

15 de Agosto 1805 – Venezuela

 Simón Bolívar realiza el Juramento en el Monte Sacro, Roma. 
El Juramento del Monte Sacro es una proclama pronunciada por Simón Bolívar para enfatizar su profundo compromiso personal con la causa independentista hispanoamericana y que tuvo lugar durante su visita a la ciudad de Roma, Italia. El juramento —presenciado por Simón Rodríguez, su maestro de la adolescencia en Caracas y por Fernando Rodríguez del Toro— muestra la faceta ilustrada y romántica de Bolívar, imbuido en un idealismo adolescente (tenía 22 años cuando lo realizó) y decepcionado por los avatares de su vida: luego del fallecimiento de su esposa en 1803, jurará no casarse más para así dedicarse en cuerpo y alma a su "patria".
Sobre la fecha en la que tuvo lugar este evento existe amplio consenso y documentación que permite asegurar que fue el día 15 de agosto de 1805. Sin embargo, la exactitud tanto del lugar como de las palabras pronunciadas por el Libertador en dicha ocasión son aún materia de controversia para sus historiógrafos y estudiosos. Por anotaciones personales de Simón Rodríguez se sabe que fue una de las tantas colinas que conforman el paisaje de la capital italiana, la cual él mismo describe como el Monte Sacro, aseveración refrendada por buena parte de los expertos en el tema, como Joaquín Díaz González. Otras fuentes aseguran que podría haber sido el Monte Palatino, de mayor altura1 ; Caracciolo Parra Pérez —un gran estudioso de la vida y obra de Bolívar— fue de la opinión que el suceso debe ocurrido en el Monte Aventino, tal vez por su mayor significación histórica.
Debido a un creciente culto a la personalidad del cual ha sido víctima el Libertador, que ha distorsionado en mayor o menor grado la comprensión de los hechos que rodearon su vida, de las palabras proclamadas ese día no se tienen certeza; historiadores como Vicente Lecuna llegaron incluso a poner en duda que Bolívar haya realmente pronunciado el juramento que se le atribuye1 , cuya versión que ha recibido más amplia difusión reza:
"¡Juro delante de usted, juro por el Dios de mis padres, juro por ellos; juro por mi honor y juro por la Patria, que no daré descanso a mi brazo ni reposo a mi alma, hasta que no haya roto las cadenas que nos oprimen por voluntad del poder español!"
Independientemente del estilo o forma, la veracidad de este hecho histórico está documentada de primera fuente, en primer lugar por una carta fechada el 19 de enero de 1824 en Pativilca, Perú, enviada por el mismo Bolívar a su maestro Rodríguez, con motivo de saludarlo al saber su retorno a Sudamérica, en la cual el Libertador se refiere a este hecho, aunque sin ahondar en detalles exactos1 y por otra parte, de un extracto de la conversación sostenida entre un Simón Rodríguez ya anciano y el doctor Manuel Uribe Ángel en Quito, en 1850, que fue recogida por el escritor Fabio Lozano y Lozano en el libro "Maestro del Libertador", publicado en París, en 19132 . Del sentido del juramento se desprende que el futuro Libertador quería conferir a sus palabras el concepto de las ideas de libertad, igualdad y fraternidad aprendidas de la Ilustración, toda vez que la contemplación del paisaje repleto de ruinas de lo que fue el Imperio Romano le hizo evocar la tiranía y opresión que caracterizaron a varios de sus gobernantes.

volver arriba

logo footer